lunes, 28 de agosto de 2006

Maltrato psicológico, Definición

Maltrato psicológico, Definición


El maltrato psicológico son los golpes que nadie ve al alma y la psiquis o ser interno de quien es maltratado, mayormente manifestados de manera verbal y en actitudes manipuladoras no consideradas como agresión física, que son a su vez en muchos casos el origen del ciclo de violencia que desemboca en maltrato físico, que tantas vidas cobra en niños, mujeres y algunos hombres. El maltratante no es loco, aparentemente tiene una autoestima muy elevada, pero no es real, porque en su vida cotidiana necesita y depende de sentirse superior a través de minimizar o utilizar a otros.
Para conseguir esto, lo que les rodea debe ser inferior o creerlo ellos así. Es una autoestima débil.
El maltrato psicológico no tiene que ver con una situación concreta en la que alguien se enfada y explota e insulta a la otra persona. 

Siempre es una situación reiterada y continuada, donde el que arremete siempre es la misma persona y la víctima también es la misma. 
Entonces se genera una especie de círculo cerrado, donde yo te trato de una manera determinada, tú te acostumbras a que te trate así, no lo has sabido ni ver, ni parar al principio, lo justificas.
Normalmente todas las parejas que viven en una situación de malos tratos, ambas o todas las partes, el agresor y la víctima, tienen la autoestima muy baja, tienen muchísimo miedo a la soledad y muchísima necesidad de relación.
Qué ocurre; que mientras en la víctima eso es de manera consciente, porque sabe que depende de la otra persona, el agresor NO se da cuenta de la enorme dependencia que tiene de su víctima.

Evidentemente, el maltrato físico severo puede dejar secuelas muy graves, como rotura de bazo o pérdida de audición, pero las secuelas psicológicas son las que más perduran.

Es difícil identificar el maltrato psicológico cuando éste es muy sutil y más cuando se trata de maltratantes con manejo de manipulación sicológica refinada.
:


La imagen arriba muestra el ciclo del maltrato físico, girando en torno a un núcleo de negación de la víctima que le imposibilita ver la realidad y ayuda a prolongarla, imaginando cambios que nunca se darán en su victimario, resultando muchas veces en irreversible tragedia.
Esta imagen puede ser útil también al hablar del maltrato psicológico, ya que, por lo general, cuando la víctima se percata de ello, es porque ya se ha creado una codependencia entre víctima y maltratante o acosador psíquico, invisible para los demás, pero cargada de manipulación y tensión.

Cuando un día la víctima se niega a hacer o aceptar algo esperado por el maltratante psicológico, el maltratante se llena de furia, recurriendo entonces a más manipulación y humillación de cosas que sólo él cree conocer de su víctima, a hacerse y quedar ante todos él(ella) como la víctima, y crear culpa total en su víctima, de manera que regrese a él humillad@ y dispuest@ a continuar obedeciendo sus órdenes (porque es el mejor amigo-a del mundo, porque es el único que le quiere, comprende o soporta, el que sabe todo de la víctima, el que siempre le hace un favor, regalo o solución a su crisis... etc.)
Pero ¡ojo! Más tarde se lo cobrará con humillación y manipulación.
El maltratante psicológico o acosador moral, es adicto al control de cosas y personas, porque muy secretamente sabe que en su interior, sólo habita el descontrol y la baja autoestima.
*
Lee aquí todo lo publicado en este blog bajo maltrato psicológico.
*
Violencia Psicológica en la pareja, un delito en Francia.
*
Enlace recomendado: 
:


Valiosísimo documento escrito por Juan Carlos Vicente Casado, acerca de cómo manejar el horror 
causado por acosadores morales o manipuladores cotidianos (es ORO!):
:::
GUÍA PARA SOBREVIVIR A MANIPULADORES COTIDIANOS
*

1 comentario:

Joshua Robles dijo...

wow es exactamente lo que estaba buscando.. muy buena información y muy buen blog .. felicidades

¡ No olvidemos a Haití !

Hermanos de Haití continúan necesitando ayuda del mundo.