sábado, 4 de noviembre de 2006

Ladrones y Mentirosos

Ladrones y Mentirosos, es una producción de cine puertorriqueño alusiva al matrimonio letal entre corrupción y tráfico de drogas en nuestra isla.
Quería ver cómo la película presenta nuestra isla y gente al mundo que nos desconoce, nuestra problemática socio-política y realidades, no como el paraíso de juerga eterna, hoteles y campos de golf, invitando a gastar miles en estadías y lugares que gran parte de la población no puede costear, excepto con préstamos bancarios o ahorros de un año de trabajo, (mismos hoteles que para su construcción privatizan terrenos antes habitados por familias de escasos recursos, dejándolos sin acceso a lo que antes fue su hogar, en un país súper poblado), sino como el país en su conjunto de elementos y contrastes.

Importante destacar, que el talento artístico boricua en todas sus vertientes, a pesar de ser indiscutible y trabajador, enfrenta muros que le impiden crear, y ni hablar vivir, de lo que les apasiona.

Mi primera impresión: 8 personas en la sala. Quiero pensar fue porque asistimos a horas tempranas y no por falta de apoyo a lo nuestro, y menos aun porque lo bueno o destacado, tanto como lo verdadero, negativo o no, de los nuestros, lo intentamos opacar, callar o destruir, como madre que se traga a sus hijos o como metáforico suicidio colectivo, en un afán por el falso ego y conveniencia, y el no enfrentamiento ñangotista de nuestras realidades, algo similar a gente que enloquece en el encierro. ¿Será por eso que son más los boricuas en el extranjero conscientes de nuestra historia y defendiendo lo nuestro? ¿Será que para apreciarnos más hay que vernos desde afuera? ¡Bendito complejo insular!

La película tuvo en su inicio unas líneas verticales, creando un efecto de película vieja. Si fue un problema de sala de proyección, qué falta de respeto, pero si fue un efecto intencional, ¡les quedó brutal!
Te hace sentir que hay algo molesto a lo que te llegas a acostumbrar y pasas por alto, aunque sigue ahí; misma situación que vivimos y que forma parte de la historia expuesta. El audio no muy... pero soy algo sorda, o la sala de proyección no tiene el mejor sistema.
Luego el colorido que se repite a través de la obra con tonos azul turquesa y azul cielo, como el verdadero azul de nuestra bandera, te crea una sensación de calma, seguridad falsa o ensueño y sensación paradójica de unidad e isla atrapada en sí misma.
Las actuaciones, ¡fenomenales! La representación de nuestra realidad, dónde la mujer es la que lleva el peso de muchas familias y aun con poder, es relegada a un segundo plano por la maquinaria del poder corrupto, junto a la realidad del puertorriqueño que lucha por superarse y se enfrenta a diversas problemáticas en las que sólo la unidad familiar, la reorganización de prioridades no centradas en el ego y la toma de conciencia pueden hacer un cambio, sumado a varios símbolos a través del film, que me dejaron con ganas de verla otra vez, hacen de esta película un documento útil para las ciencias sociales, la educación de valores y el análisis que lleve a soluciones.
En fin, ¡excelente trabajo!


Link: Ladrones y Mentirosos

4 comentarios:

Lord Picis dijo...

Hola, estoy de acuerdo con tigo, en que es un trabajo excelente en actuaciones y en mensaje, pero creo que no es una producción que deba verse a nivel internacional, por que nos deja hecho mierda ante el mundo. Quien no halla estado en la isla y ve la película, dudo mucho, que la pise, si es que se quiere algo. Y claro, es una película y seria tonto pensar que todos aca, somos asi, o que esto es el caos que se retreta en la producción, pero la mera duda ya es perjudicial.
La realidad es que nuestra fama es esa, nos guste o no. A mi me han comentado, que incluso fiscales federales, que envian a la isla, vienen con mucho temor, pero que una vez estan aca y conocen como es la cosa, no se quieren ir de la isla. Que mundo este, no?

Ana dijo...

Lord picis, estoy de acuerdo que como publicidad expone aspectos negativos de nuestra sociedad que muchos quisiéramos no existieran, claro está. No creo que todo el que vea la película piense que todos (los puertorriqueños) somos así, sería un acto ignorante. Si se fija hay personajes que defienden la verdad y aunque atrapados por la problemática misma, crean balance.
El generalizar lo negativo siempre perjudica a quienes hacen las cosas bien. Pero hay que ver que trata un tema que realmente está sucediendo y que nos afecta a todos. No por un tema mostrar el lado oscuro de una sociedad, persona o grupo, creo que debamos callarlo, al contrario debe ser expuesto, estudiado, conocer su origen, para a través de su comprensión hacerle frente sin tabúes. La negación es el peor enemigo a la hora de hacer cambios.
Los ladrones y mentirosos son producto de la marginación y la ambición desmedida de unos pocos que lleva a marginar y pisotear a su vez a los ya marginados... es un animal de muchas cabezas.
Por eso tenemos que conocernos.
Es un tema complicado...
Saludos!

Agustin dijo...

Cine Boricua. Tengo muchos amigos Puertoriqueños, gente encantadora "Casi todos" que tuvieron a bien mostrarme mas encantos de su lugar de origen, desde Julia de Burgos, hasta los temas mas radicales de "El
Topo", hablaron desde matanzas hasta de pintores, de lagos luminosos hasta de Fuertes y piratas, pero no de Cine, y la curiosidad y las ganas, me obligan a enterarme mas. Como esos amigos los deje en New york y los "Casi todos" ya no los veo, por ahi y te pregunto si me permites y si es necesario.


Saludos.


Agustin

Ana dijo...

Agustín!
Me gusta tu "casi todos", :D
Esos "casi todos" que te contaron de los nuestros hicieron bien. Ahora eres más versado que muchos de nosotros.. así se dice, más versado? Bue.. cada q escribo se me raya el disco duro, jaj!
Te dejo este link, si regresas por acá, con títulos de producciones boricuas:

http://www.antillania.com/cine_puertoriqueno.htm

De las ahí listadas, sólo he visto unas 10 (Dios los cría, Lo que le pasó a Santiago, La guagua aérea, las recomiendo) Hay títulos que ni conocía... hasta diría que los 3 títulos a partir de mi año de nacimiento los hicieron para mi:
Lamento borincano (1963) (ay lelolay)
Juicio contra un ángel (1964)
La Maldición de mi Raza (1964)
La Piel desnuda (1964)
Habrá que ver.
Gracias por hacerme buscar.

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.