miércoles, 14 de febrero de 2007

Amor, desamor: Dos poemas y un cuento

Si aun no te empalagó San Valentín lo suficiente, empáchate aquí. :D
Después de todo, sólo es un día, y el AMOR y el desamor siguen siendo los motivos que aplastan o hacen renacer el mundo.

Amor

¿Cómo contarte?


¿Cómo contarte esta historia?
Escribo amor de tu recuerdo,
pero eso nunca bastó.
Tu aliento me vierte y delira,
obviando vaivenes del tiempo,
transita las venas como rayo de luz,
la conciencia como cometa,
el corazón como disparo de besos,
el cerebro en tren de oxitocina,

el alma en destierro de la muerte.
Y te abrazo.
Drogada del aroma de tu imagen,
del agua en tu piel dónde mi garganta calma su sed,
de la caída de las hojas cuando amanece octubre
y el sol nos atavía entre gemidos
atando versos con el cielo
en la entrega sin final.
Esto es Amor y este su Templo,
dónde resisto pensarte ausente.




© ALR, 2007, Puerto Rico


"Esta sociedad actual nos da facilidades para hacer el amor, pero no para enamorarnos"ANTONIO GALA
Acerca del Antiromanticismo, Click
AQUI.

Desamor

Diablo Sanvo

¡Hipócrita, pregonero!
"¡Ternura, amor y besos, sexo estupefaciente, entrega!
¡Ven y juega a los vestuarios del más rojo carnaval!"
Nos vendes lo que predicas,
lo harás mañana conmigo
50% en liquidación.
No me sentaré semidesnuda de encajes
con vino tinto, velas e incienso,
a esperar toda la tarde.
Los chocolates se derriten en mi puño,
las flores invisibles morirán,
arrancaré corazones que todo adornan...
¿De qué vale tu empalago, tu lujuria, tu disfraz?
Eres como navidad, acción de gracias, día de pascua:
promesa falaz, comercio.
Mencionas a Anna Nicole y te respondo,
–¡antes muerta!
Huyo de la TV y sus ritos de erótico spa
el café negro se enfría tras sorberlo;
hoy lo quiero todo amargo, frío, letal
como tu faz, celestino.
No hay museo de sexo o fantasía que calme el vacío
del corazón que no está
y yo tan sólo tengo uno...
Kamasutra, Taj Mahal, Amore e Psique,
Amantes de Valardo, Romeo y Julieta,
¡Buchipluma!
Los que más aman el amor se deshidratan en llanto
del beso que nunca se toca
y yo, ayudante del diablo,
te concedo versos que perpetúen el teatro
de tu morbo celestial.


© ALR, 2007, Puerto Rico


El país de los besos

-Había una vez un planeta llamado Besos, sus habitantes se besaban respetuosamente al saludarse o despedirse…
-¿Un planeta completo, mamá? ¿No es muy exagerado?
-Está bien…
Había una vez un país llamado Besos, sus habitantes se besaban respetuosamente al saludarse o despedirse con un beso en la mano, en la frente o la mejilla, y los enamorados se daban besos que podían durar semanas enteras…
-¿Semanas enteras? Pero mamá ¿podían respirar?
-¡Ejem!
Los enamorados se besaban durante el tiempo que sus pulmones pudieran resistir respirar por la nariz y quiénes tenían algún problema para respirar por la nariz, se besaban nariz con nariz, como esquimales… además tenían un respirador artificial portátil en caso de ser necesario.
-No sé mamá, pero parece peligroso tanto beso, las salas de emergencia seguro estaban llenas.
-No hijito, todo el mundo era muy saludable porque era un país sin enfermedades... ¡me faltó decir! (mira al cielo implorando).
Los problemas comenzaron cuando llegó un nuevo rey al trono a ocupar el lugar del rey anterior, que ya en sus 207 años de vida, decidió descansar un rato.
-¿207 años de vida? ¡Mmm, yo sólo tengo 7 y ya estoy cansado del cuento!
-¡Niño, escucha el cuento que ya termina! (cruza los dedos tras de sí)
Resulta que ese nuevo rey, a quien apodaban Elseco, por su parquedad para expresar sus emociones, había tenido una mala experiencia de niño, al besar un aguaviva o medusa en la playa y sentir arder sus labios, hinchándolos…
-¿Es como inyecciones de Botox mamá?
-No hijo, es un efecto de la picadura de medusa que puede ser peligroso.
-¿Pero no dices que no había enfermedades?
-No, no había, pero los labios le picaban y le dolían mucho. Si hubiese sido en nuestro planeta y el rey hubiese sido alérgico al veneno de medusa, podría haber muerto de no haber recibido atención médica inmediata. Nene, ¿a ti hay que explicártelo todo?
-¡Si, si! (entre risas)
-Bueno, sigo.
Desde entonces el Rey decidió no besar a nada ni a nadie y aunque estaba muy enamorado de la princesa Beliza, no la quería besar en los labios, por lo que ella estaba muy triste.
-Seguro era feaaa!
-¡No! No era fea, era bellísima, todos la pretendían, pero ella también estaba enamorada de Elseco y no sentía ganas de besar a nadie más, porque había decidido besar en los labios sólo a quién amara.
-Hummm… muy raro eso.
-Shhh… Así que herida su alma, Beliza se marchó a un país lejano, donde se dedicó a enseñar a niños a leer y escribir y les leía cuentos como este que te estoy contando…
-¿Eres tú esa princesa mamá? ¡Dime, dime!
-¡No hijo! ¡Que tu padre y yo nos besamos todos los días!
-Ah si, yo los vi ayer, ¿ustedes también usan respiradores artificiales?
-¡Nooo! …Nosotros no necesitamos respirador porque tenemos las narices destapadas.
Mira… volviendo al cuento… El rey tuvo que ir un día de visita a ese país lejano y cruzando la calle resbaló en una cáscara de guineo–plátano-banano y justo de frente venía caminando la bella Beliza seguida de muchos niños. Elseco cayó en sus brazos y sobre el rostro de Beliza quedó el suyo, de manera tal que sus labios se juntaron y colorín colorado el cuento se ha terminado. ¡Fin! ¡Ve a dormir!
-¿Y se besaron? Mamá dime, ¿se besaron?
-Niño, sí, se besaron sin querer, pero fue suficiente para romper el hechizo y al rey se le quitó el miedo a besar, y años después tuvieron un niño como tú, muy listo, que los volvía locos haciéndoles preguntas, pero lo amaban mucho y lo besaban en la nariz así: ¡muá, muá, muá!, correteándolo por toda la casa, hasta atraparlo y meterlo en su cama a dormir, y así sus padres podían darse besos de respirador. ¡Argh!
- ¡Jajaja lo sabía! ¡Ustedes son extraterrestres!

Dedicado a
Beliza:

© ALR, 2007, Puerto Rico

3 comentarios:

La chica perdida... dijo...

El "Diablo Sanvo" lo escribiste tu?
Sinceramente me facino!

Agustin dijo...

Nunca me cansa nada, que este hecho con tanto cariño y entrega. ¿Que texto puede quedar mal?. Ninguno.

Saludos para ti.


Agustin


P.d
Tambien me dirias a mi ¿A ti hay que explicartelo todo?, pero te juro que pregunto de lo mas lindo

Ana dijo...

Chica, sí, es mío el poema, bueno ahora es de quien lo lea. Creo es un poema, digo, no estoy segura. :D
Gracias por tu visita!

Agustín, un niño que pregunta es un niño saludable. En las respuestas está la diferencia que marque su camino.
Saludos!

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.