jueves, 19 de junio de 2008

Antagonista


Antagonista

Ya ni el sueño me libera.
He comprendido que nada me rescata
de mi
de la parálisis que causan millones de miedos,
siglos de romántica espera.
He quemado mis velas
el mástil cae rígido sobre mi cabeza,
medio cadáver con pegajoso aliento se cose a mis ojos
toda la grasa que debió infiltrarse en sus venas,
me acosa
todas las casas que alojaron mi arena,
implotan.
Y toda esta historia
la debo
exclusivamente
adios.
:
:
:
Subí mi cabello en un moño muy alto, hilachas de oro enmarcaban el rostro.
Me maquillé y vestí.
Botas negras de tacón y pantalón ceñido.
Liviana túnica gris, rojo corazón bordado al centro.
Tomé mi bolso.
Pesaba.
Entré por la puerta lateral.
Allí le vi inerte, al centro del vacío. Su piel de limpia porcelana, brillosa.
Sus firmes brazos tan abiertos.
Un disparo fue suficiente para volarle la cara de víctima con todo y cabeza.
No eran horas de oración, leía un aviso en la puerta.

La puta estéril quimera se va.
De vacaciones.


© ALR, 2008, Puerto Rico
Imagen: Para P. que ha gastado recursos viendo películas, pero no conoce Kill Bill.

2 comentarios:

Agustin dijo...

"Un disparo fue suficiente para volarle la cara de víctima con todo y cabeza.
No eran horas de oración, leía un aviso en la puerta...."

De esas frases que quisiera fueran mias........

Ana dijo...

Agustín!
Tú sí conoces de antagonistas con tu personaje de cuentos tan travieso!
:)
Un abrazo!

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.