jueves, 2 de abril de 2009

Adiós a un gran actor puertorriqueño

“Les digo que se quieran a sí mismos, que se amen, que recuerden que los machos nos dan mal nombre a los hombres, que respeten a la mujer y que tengan dignidad.
Vamos a cuidarnos uno al otro, al vecino, porque no somos un montón de gente en un trozo de tierra, somos una nación...
A mi gente, gracias por su demostración de cariño, nunca he pedido estar en un lugar privilegiado, sino en un lugar mejor llamado pueblo”.

Miguelángel Suárez 5 de julio, 1939 – 1 de abril, 2009

Más de él aquí.
:

3 comentarios:

F.M. dijo...

tremendo, una leccion para todos asi q a salir a caminar!

Ivonne Acosta Lespier dijo...

Vi la otra noche el programa en el canal 6 de Dean Zayas, Estudio Actoral, y fue un homenaje a Miguelángel pero de hace 9 años. En esa entrevista se ve la admiración enorme que sentía Zayas por él al punto de que la razón que daba cuando le decían que porqué siendo actor se dedicaba a la dirección fue "es que existe Miguelángel Suárez". A la vez se puede uno dar cuenta de la genialidad de este hombre como ser humano aparte de como actor. Su mente iba tan rápida siempre que lo que expresaba a veces no se entendía aunque sí se entendía. Esa noche sentí una pena inmensa de que lo hubiéramos perdido sin poder seguir disfrutando de su genialidad.

Ana dijo...

FM,
a caminar?
Correr, diría yo.
Y no digo volar, porque complica la cosa.
:D

Ivonne,
las palabras suyas que copié, fueron de una entrevista poco antes de su muerte.
Estuvo en notable claridad mental.
Creo que visualizó lo cósmico de nuestra humana energía y su posibilidad.

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.