lunes, 25 de mayo de 2009

I see red

Aquí estoy sin respirar, mirando cómo los videos de Portishead se van oscureciendo, encolerizando, endiablando, hasta bañar mis ojos en  sangre.
No, no se trata de estar en medio de una guerra, que todos estamos, por si no se han enterado; se trata de mi maldito monitor de mitocondria, q se le han partido los filamentos al cable!

Monimonito
Vas a estirar tu patita?
Y si te digo que no?
Que vuelvas a la vida!
Vuelve, o te hago un  muñeco vudú!
Ah, ¿cómo no lo pensé antes?
Haré un muñeco vudú también, a todo el que  pensó, "¿y por qué diablos, no se compra un monitor nuevo?".

Además, estoy pensando subastar mi cerebro en Internet o su disponibilidad, limitada por hora a través de un muy cuidado acuerdo.
Si está interesado-a en poseer el órgano, debe firmar contrato legal que imposibilita su disposición, de manera alguna, hasta el momento del deceso natural del contenedor actual, que debe ser  no provocado por el futuro dueño o compiches de este.
Si se roba esta idea e inicia a vender su cerebro antes que yo, favor mencionarme como creadora o será demandado-a.

Cuánta pasión en red! 
Adiós, ciao!
Argh!
:

2 comentarios:

F.M. dijo...

jeje

Ana dijo...

FM, dicen que hay que ver la crisis económica como una oportunidad creativa.

Creo que empezaré por millón y medio por mi cerebro, por eso de gastos de abogado y guardaespaldas.
El cráneo ya está comprometido, jiji.

:S

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.