sábado, 23 de mayo de 2009

Puerto Rico, trabajando en la pepa contra el "future shock"




Cita de la noticia:
"Estudios de un laboratorio del Departamento de Psiquiatría del Recinto de Ciencias Médicas de la Universidad de Puerto Rico (Laboratorio del Saber del Miedo de la UPR), persiguen entrenar la mente para aminorar o anular las sensaciones de miedo que podrían desencadenar en desórdenes de ansiedad.


El centro también realiza una serie de estudios en humanos que conllevan la exposición de imágenes o situaciones que les podrían provocar miedo.

Los 42 participantes del programa se han sometido a golpes de corriente, que ellos mismos pueden graduar, para medir cómo la sensación puede disminuir ante la exposición repetida de un estímulo que provoque la sensación. Las pruebas han comprobado que las personas dejan de ser temerosas mediante este método.

Según estudios independientes realizados por el Recinto de Ciencias Médicas, un 15 por ciento de los puertorriqueños, lo que equivale a 600,000 personas, sufrirán algún desorden de ansiedad durante sus vidas."

Y es aquí donde con todo respeto difiero:
Un 15 por ciento.   
¿¡Quince!?
¿Será que, al menos  la mitad de ese 15% está entre personas que conozco o veo por la calle?

Me pregunto si estos estudios están basados sólo en diagnósticos realizados por médicos o en investigación en cada pueblo, entre diversos grupos.
Si los no diagnosticados no cuentan para resultados de estadísticas, estamos en pañales con estos números, porque estamos colectivamente sin diagnosticar.
La MAYORIA de puertorriqueños no visitan  médicos con respecto a fobias, ansiedad o su salud mental, sólo cuando entran en crisis como ataques de pánico paralizantes, depresiones profundas, intentos de suicidio, etc.

¿Shock eléctrico contra el miedo?
¿Será sano andar  todo el día dándose corrientazos o bloqueando un tipo de adrenalina, tan necesaria para la supervivencia en ciertas situaciones?
Bueno, quizás es mejor que sufrir las consecuencias paralizantes o agresivas y violentas del miedo y los trastornos de ansiedad.
El único detalle es que ¡No somos ratas!
:
Future shock, película documental basado en libro de Alvin Toffler, que me hicieron ver maestros o profesores varias veces (¡!).
*Jejeje, es tan retro-chistosa, que aun  en los 70's me dio asco y sueño! Pero tiene elementos a su  favor a la hora del análisis.

2 comentarios:

F.M. dijo...

Hola esas estadisticas deben ser dadas en los hospitales siquiatricos porque la verdad creo q mas de un 60% de nustra poblacion anda con miedo hasta de su sombra :d me too , jeje

los electroshocks son usados en estas instituciones en la actualiad con la unica diferencia q no son autoinfligidos'

saludos

PD: es solo mi opinion nada cientifico

F.M.

Ana dijo...

FM:
No diría que la población en general anda con miedo, más bien con diferentes tipos de ansiedad, niveles, trastornos relacionados.
Desde la agresividad, comer por estrés, hasta correr un auto como un demente o beber como si no hubiera un mañana, todas estos hábitos pueden estar relacionados con ansiedad y desembocar en situaciones más fuertes y notables.

Tampoco el Gobierno presta la debida atención a la opinión de psicólogos sociales.

El electroshock a que te refieres es masivo en comparación con el propuesto en el artículo o noticia.
Ese tipo de tratamiento ya no debería existir.
Es abominable y mata neuronas.

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.