domingo, 16 de agosto de 2009

Tormenta

Si la tormenta fuera yo misma, andariamos de la mano entre niebla, con manicura oscura y baile de cometas, con bolitas malteadas de falso chocolate, cafe como disparo en la sien del suen~o, 5 libretas con balacera de palabras y un paquete de boligrafos desangrados; tal vez con galletas o una olla de arroz.

Pero a ella la persigue un tal Bill, enamorado de su energia.
Mas vale que la trate bien o llorara' como en novela rosa, escapando deudas humanas con el manto que protege del sol.


2 comentarios:

Ana dijo...

Purrr!
Y fue así como la tormenta
se hizo depresión tropical.

Regreso en unos días.

F.M. dijo...

ta' bueno eso

saludos!

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.