miércoles, 28 de febrero de 2007

¡Pop!


¡Pop!

Tengo en mis alas palomitas de maíz
abriéndose una a una
reventando su cáscara de silencios,
de espasmos

de miedo inenarrable,
de gozo exuberante

cuando te pienso.

De mis dedos brotan susurros,
espirales de caricias sobre tu pecho
enamorando cada poro que cubre tus huesos,
deslizándose en riachuelos de tu sangre,
descendiendo, descendiendo;
labrándote hombre de barro

para mi sueño.

Mis semillas estallan en lluvia blanquecina,
soy mujer alada en un mundo sin tu cuerpo
que amo
que deliro
serpenteo
que circulo con mis labios
que respiro
que humedezco
que deseo
que te deseo
que tu deseo
me transforma en alimento.


© ALR, 2007, Puerto Rico

2 comentarios:

A.T.V. dijo...

Ana!!!!!! Waoooooo!! Me ha FASCINADO este poema. Exquisito, brutal, de esos que me tocan bien adentro. Cara#%$@. Que imagen tan poderosa la de las palomitas, las alas, como se abren... cascaras de silencios, los susurros de los dedos, ahhhhh! las semillas que estallan en lluvia blanquecina! Bravo!!!!

Ana dijo...

Jaja, chica! Qué emoción!
Me llena de energía feliz tu comentario!
Mis aprecios siempre.

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.