lunes, 3 de marzo de 2008

La larga espera

Juan Antonio Corretjer, Poeta Nacional, Ciales, Puerto Rico
3 de marzo de 1908 - 19 de enero de 1985

:
Anoche Don Juan Antonio no me dejó dormir.
Primero comenzó a soplar muy fuerte entre los árboles. Fiuuu, fiuuuuu, ¡despierta!
Me levanté con los pies hechos témpano a abrigarme y mirar la temperatura.
¡65 grados Fahrenheit! ¡Don Juan, deje eso!
Fiuuu, fiuuuuuu.
¡Deja de quejarte y prepara café, que eso de estar durmiendo a las 4:00 am es cosa de colonizados ñangota'os!
Pero Don Juan, con to' respeto, ¿no ve usté' que eso es lo que soy?
Mira muchachita del demonio, ¿no ves tú que este es el día?
Ya sé Don Juan, usté' hoy hubiera cumplido años. Y usté' sabe porqué no se me olvida.
Preparo café.
Mira, me dice acomodándose en el viejo sillón de mi sala. En esta dimensión que me encuentro, eso de cumpleaños no es como se pinta. Tampoco me ofrezcas café, que ya sé lo mal que te queda. Mejor avanza y ponte a escuchar la canción que te despertaste tarareando.
¿Don Juan, a estas horas?
Me mira bailoteando los bigotes.
¡Ok, ok!, le digo encendiendo la música.
"...como en la lluvia una fiera.... y vivo en la larga espera de cobrar lo que perdí... […]…Pues según alguien me cuenta: dicen que la luna es una, sea del mar o sea montuna…"
Lagrimeo mientras canto.
Oiga Don Juan, ¿usté' escribió esa canción para mi, verdad?
Sí mija, sí.
Como tú naciste en la Luna, quizás entiendes mejor las cosas, porque este montón (de gente) que dice comprender, anda por las ramas divididos en su ego. Sólo empeoran las cosas.
Mira inquieto en dirección a la puerta y me dice un poco triste:
Ana, tengo un pedido para ti.
¿Qué cosa Don Juan?
Cuéntales de nuestra conversación. Allá ellos si te creen o no. Total, a ti no te importa que te crean loca, ¡ja, ja, ja!
Se ríe con fuerza y vuelve a ponerse serio.
Diles que acá dónde estamos, hace frío. Que no queremos cánticos desgarradores, cerveza en mano, para curarse la herida una vez al año. No podemos interferir en sus decisiones ni actos, pero estamos enterados y aterrados por todo.
¡El único honor que deseamos es que despierten!
¡Salgan a cada plaza de cada pueblo y organícense sin diferencias de clases para trabajar la tierra!
¡Salgan a dejar claro que no permitirán que este país se convierta en desierto de odio, de indiferentes y desamor, de esclavitud eterna!
Pero don Juan…
¡Tiiiii, tiiii, tiiiiii!
El microondas anuncia la leche lista para el café. Miro el reloj, 7:00 am.
Hoy me tomo dos.
Hoy siento más sueño que nunca.
:

:

4 comentarios:

Salvia dijo...

Gracias Ana por recordarnos el natalicio de tan insigne poeta de Puerto Rico (pero ya sabes que a nosotros también nos toca un poquito, pues era nieto de catalanes). He publicado un pequeño post en el Blog de Poesia Infantil i Juvenil en su memoria.
Puedes verlo en:

http://bibliopoemes.blogspot.com

Un abrazo

Ana dijo...

Precioso Salvia!
Gracias por compartir lo bello de esta genio sin fronteras!

laia. dijo...

coño, es que no hay idioma como el español.


(esa cancion ya no la puedo escuchar porque se me forma un taco en la garganta.)


lo lei tarde pero seguro.
(esa es mucha mejor expresion que better late than never, no?)

me gustan los parentesis.

Ana dijo...

Hehe! Qué linda! ;)
Después que los tacos tengan picante, aguantamos!
Qué viva el español y viva toda lengua en que podamos comunicar armonía!

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.