sábado, 14 de febrero de 2009

Escoge y ¡Yo! ¡Can! - 2 de (des)amor



Escoge:


Ella cantó:

El miedo es por la herida que nunca borré.
El pánico por sus gritos sin boca.

Él contestó:

a) ¿Herida? ¿Qué herida?
b) Todos tenemos heridas, ¿y?
c) No deseo heridas cerca de mi aura, me roban alegría.
d) Muy linda herida, y la lamió antes de usarla.
h) Querida herida, no seré yo quien desgarre en ti otro surco.

Y se fue.

:
:
:




¡Yo! ¡Can!


El amor es un perro
que se revuelca en el patio
rascándose la panza una tarde de verano.

corre tras mariposas y caza sapos
que con orgullo muestra.

ladra a pájaros sobre el tendido eléctrico
y si se le antoja un bocadillo
los atrapa de una patada, de un salto, un mordisco.

se esconde para comer con humildad y sonrojo
algún vegetal
que el amo le ofrece mientras cocina
y el pan lo entierra en el jardín,
él mismo no sabe por qué.

se salta vallas y cercas, balcones
sobrecogedoramente altos para su cuerpo
con tal de lograr lo que más ansía:

correr tras los autos
protegiendo el territorio en que duerme su amo.

entre carreras
se come la comida de otros perros
se roba la ropa de un tendedero
duerme sobre ella
aplasta algunas flores aquí, mea otras allá
huele un árbol, lo bautiza, se esconde tras de él
corre con otros perros tras otros autos
defendiendo otras comarcas de otros amos
batalla con uno por su espacio o su hembra
y regresa sangrando, un ojo tuerto
casi muerto.

lo llevan al médico
les dicen que hay que ponerlo a dormir
no lo aceptan
lo lloran
le cuidan 24 horas
50, 300
insisten

¡lo salvan!

vuelve a lamer, a mover la cola
a comer con ganas
a ladrarle a pájaros y sapos
a saltar vallas y cercas
a tener hijos que nunca reclama
a correr tras los autos
como un loco enamorado,
hasta ese día de patas cortas
en que se pierde bajo uno sin regreso
y el amo lo llora, lo llora,
lo ve cruzar esquinas, sentarse a su lado
durante años
porque era bueno, dulce,
gracioso, alegre, travieso, agradecido,
¡el mejor!

el único que le cuidó
con incondicional fiereza
cuando él también estuvo enfermo
de amor.

:
:
:

(A mi Bandido)
:

Imagen superior: Brassaï
Imagen inferior: ¿Perro feliz?

:

2 comentarios:

Asiray dijo...

love it!

Ana dijo...

Yarisa, creo que he escrito como 5 poemas mencionando a este perro que tuve.
Me acompañaba junto a mi hija ida y vuelta a la escuela en sus primeros años escolares, vivió intensamente nuestras etapas, cumpleaños, luchas; en fin, todo un amigo perro.
Un día desapareció.
Bu, muy triste, pero aun aprendo de él al recordarlo.
Guau!
:)

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.